Los caparazones de lactancia se pueden usar antes del parto para ayudar a corregir los pezones planos o invertidos, lo que permite que el bebé se prenda más fácilmente al pecho. 

Alivia los pechos hinchados y congestionados, al ejercer una presión leve pero constante sobre los pechos,  para así liberar un poco de leche. 

Ayuda a curar los pezones sensibles, irritados, agrietados y lacerados, al permitir la circulación de aire. 

Evita que los pezones se peguen al sostén o las almohadillas de lactancia.  
 
Protege la ropa de la humedad y las manchas y recoge las fugas de leche. 

Recoge la leche que gotea entre las tomas. 

Fácil de usar y esterilizable. 

Económico, reutilizable y duradero. 

Para usar en lugar de almohadillas de lactancia.

Caparazones para recolectar la leche

$8.99Price